Información

Agricultura y Alimentación en la agenda común de América Latina y Europa / Países Bajos

América Latina está en auge. Su estabilidad política y sus abundantes recursos naturales – minerales y materias primas, energía y agricultura – son la base de un crecimiento económico ininterrumpido. Con renovada confianza el continente afirma su papel en el nuevo escenario global y en la mesa de negociaciones su voz es escuchada cada vez más.

En resumen, es el socio ideal para Europa. Los dos continentes comparten, además, la preferencia política por el multilateralismo y por un orden multipolar basado en normas e instituciones. A nivel ideológico los europeos y latinoamericanos comparten una visión del hombre y de la sociedad: la libertad y la responsabilidad, los derechos humanos y la democracia. Con estos principios políticos e ideológicos los latinoamericanos y europeos se distinguen claramente de los demas actores en la escena mundial.

Llama la atención entonces el poco interés que parece existir en la UE para invertir realmente en un partenariado económico y una alianza (geo-) política, más allá de los rituales negociaciones estériles de las Cumbres. Con la excepción de España, que aprovecha este descuido para promover sus propios intereses económicos y usar la UE para ello.

En cuanto a los Países Bajos, después de unas décadas en que el énfasis estaba puesto en la cooperación al desarrollo, le cuesta cambiar de carril y aprovechar la presencia ganada para ir construyendo una verdadera alianza entre iguales y trabajar en una agenda compartida, de tipo económico y político.

Un elemento importante en esa agenda es el tema de la alimentación y la agricultura. Aquí, tres consideraciones juegan un papel:
1. la frustración de parte de AL sobre la protección agrícola y el hecho de que los europeos en esta materia son los aliados de los EEUU en la OMC
2. el fenómeno de las nuevas escaseces, entre ellos de alimentos y energía (cuyos precios son acoplados a través de los biocombustibles), incluidos los efectos socio-humanitarios (el hambre y los disturbios sociales) y geopolíticos
3. para los Países Bajos, el tema de la alimentación y la agricultura constituye una de las prioridades de su política exterior, tanto económico como en la cooperación al desarrollo.

Es evidente que el tema de la alimentación y la agricultura se presta perfectamente para ir avanzando en la concreción tanto del partenariado económico como de la alianza estratégica.

Este es el propósito de ELE V

ELE2011: trabajar en una agenda compartida, de tipo económico y político

Un elemento importante en esa agenda es el tema de la alimentación y la agricultura. Aquí, tres consideraciones juegan un papel:

§ La frustración de parte de AL sobre la protección agrícola y el hecho de que los europeos en esta materia son los aliados de los EEUU en la OMC.

§ El fenómeno de las nuevas escaseces, entre ellos de alimentos e energía (cuyos precios son acoplados a través de los biocombustibles), incluidos los efectos socio-humanitarios (el hambre y los disturbios sociales) y geopolíticos.

§ Para los Países Bajos, el tema de la alimentación y la agricultura constituye una de las prioridades de su política exterior, tanto económico como en la cooperación al desarrollo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s